lunes, 8 de noviembre de 2010

Caricia de espuma.


Nacen viejas fragancias,
en mi alma,
si el mar viene al encuentro,
al arrullo de las caracolas.
Un grito de mujer,
taladra el espacio,
la espuma acude,
rompe, acaricia, se vá.
Hundida en las rocas
telones de humo,
mi mar de silencios,
me miras, estas.