sábado, 25 de julio de 2009

La Caja de Pandora

La mujer todavía no había sido creada.
La leyenda cuenta que Zeus hizo a la mujer y la envió a Prometeo y su hermano para castigarlos por haber robado el fuego... y también para castigar al hombre por haber aceptado el don. La primera mujer fue Pandora. Fue hecha en el cielo y todos los dioses contribuyeron en algo para perfeccionarla. Afrodita le dio belleza, Hermes la persuasión, Apolo la música, etc... Así equipada, Pandora fue llevada a la Tierra y presentada a Epimeteo que la aceptó feliz, a pesar de los temores de su hermano, que no confiaba en Zeus y sus regalos. Epimeteo tenía en su casa una habitación donde guardaba algunos objetos que no había alcanzado a repartir por la Tierra. Entre ellos un baúl. Poco a poco fue creciendo en Pandora una gran curiosidad por conocer el contenido de dicha caja; finalmente, un día quebró el sello y abrió la tapa para mirar dentro. Pero en ese mismo momento escaparon de la caja una multitud de plagas para atormentar a los hombres, como la gota, el reumatismo y los cólicos para el cuerpo, y la envidia, la ira y la venganza para el alma, y estos males se repartieron por todas partes. Pandora se apresuró en cerrar la caja, pero ya era tarde, todo el contenido de la caja había escapado, exceptuando una sola cosa que yacía confundida al fondo, esa era la esperanza. Desde entonces, aunque los males nos acechen, la esperanza nunca nos deja por entero. Y mientras tengamos un poco de esperanza, ningún mal puede derrotarnos completamente.

8 comentarios:

Rosario dijo...

Hermosa historia La caja de Pandora.

Y mientras tengamos un poco de esperanza, ningún mal puede derrotarnos completamente.

Buen fin de semana
Un besito Rosario

auroraines dijo...

Me encantó el mito de la Caja de Pandora, y que siempre tengamos esperanza que nos ayude a seguir y ver todo mejor.
Un beso

Max dijo...

Me gusta el mito y su enseñanza.
Narrado de una forma sencilla y amena, me ha gustado.
Gracias por pasar por el blog, justo después publique la pesadilla.

Max dijo...

Me he dado cuenta mirando tu perfil del blogeer que sigues a todos mis blogs, sin embargo no te localizaba como Ninfa Azul, creo que como anpricar, porque los demás avatares los tengo casi todos localizados, no sé si es porque quieres estar anónimo o porque no te diste cuenta, es que con ese avatar no se puede llegar a Ninfa Poesía, no sale el enlace, los usuarios no llegarán a tu blog ni podrán apreciar tu trabajo.
Este comentario no es necesario que lo publiques, solo era para avisarte. ;)

Calvarian dijo...

Si señor el mito de la caja de Pandora. Curiosona la tía eh??? jejeje
Besix

Silvia dijo...

Me encanta esta historia de Pandora... todos tenemos una cajita de esas, pero también sabemos que podemos cerrarla...
Besos

Kuanko dijo...

Una historia preciosa. Mientras mantengamos la esperanza seguiremos adelante. Es lo que me mantiene.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Alma Mateos Taborda dijo...

Bellísima historia. Tienes un blog sumamente interesante. Felicitaciones. Un abrazo grande. Te sigo